RESPIRAR es MISIÓN
¿Estás respirando? ¡Entonces estás en Misión!

Exceso de formalismo, por Carlos Samuel Mansilla (Hablando un poco de la reforma protestante)



 ✒︎ HABLANDO UN POCO DE LA REFORMA PROTESTANTE: Exceso de formalismo, por Carlos Samuel Mansilla

↴ El “exceso de formalismo” se refiere a cómo la Iglesia, que luego se transformaría en institución encabezada por el papa, transformó la sencillez del evangelio en una serie de prácticas rituales y litúrgicas con procedimientos que alcanzaron un estatus tan alto que vinieron a reemplazar la FE cristiana de principio de siglo establecida por Jesucristo y por sus apóstoles. ↴ Esta expresión se encuentra en el libro “Los formadores de nuestra FE, la reforma reforma religiosa del siglo XVI” escrito por Ismael E. Amaya que expone la historia de la reforma protestante. Ante el enunciado llamado “exceso de formalismo” que él ha escrito he formulado una respuesta que expongo abajo. 〰
☑︎ 1. En primer lugar: ↴ El exceso de formalismo que Amaya describe está dentro de un marco de interpretación y de un desarrollo más integral y complejo de acuerdo con la transformación de la Iglesia en su ritualismo en los siglos posteriores al inicio del cristianismo. Por esto, el exceso de formalismo también incluye la modificación de conceptos, de prácticas, ADICIONES a la salvación, prácticas populares que se transformaron en troncales para el ejercicio de la FE e incondicionales para la salvación. ↴ Amaya a manera de crítica contrapone la Iglesia primitiva desde la sencillez de sus prácticas, la relación directa en la hermandad, las ceremonias expresadas de forma simple y los sacramentos, con respecto a todo lo que fue modificado alejándose de cómo el evangelio había sido enseñado y legado por Jesucristo. ↴ La Iglesia carecía de la organización y de las prácticas que desde el siglo tercero en adelante fueron estableciéndose hasta superar los límites que provocaron que sus detractores iniciaran lo que terminaría con la reforma, un devenir lógico ante tanta corrosión. 〰
☑︎ 2. En segundo lugar: ↴ El cristianismo vino a cumplir por medio de Jesucristo todo el ritualismo establecido anteriormente. Desde formas de procedimientos, desde el uso de utensilios, hasta la ropa y la manera de vestirse con sus cuidado hasta el último detalle, como así también los espacios, las disposiciones y la distribución del interior de templo de Jerusalén. Todo era sombra de Jesucristo (Colosenses 2:16-17, Hebreo 10:1) y de los bienes venideros. Ahora con el sacrificio y la obra de Cristo los interminables ritualismos se redujeron en descanso y reposo (Hebreo 4:9-11, Mateo 11:28), pasaron de las obras al descanso inmerecido de la gracia (Efesios 2:8-9). ↴ Entonces, de alguna manera ya había existido “exceso de formalismo”, pero establecido directamente por Dios a su pueblo, para luego cumplir en Cristo la obra de la gracia que suplantó con sencillez lo que los rituales no pudieron conseguir (Gálatas 2:16). Esto podemos analizarlo como “disidencia” según las palabras para este trabajo, en el cual el cristianismo primitivo se vio envuelto al luchar contra las aquellos que insistían en permanecer el formalismo como modelo de salvación ritualista. De hecho la reforma tuvo también la disidencia de aquel cristianismo al contraponerse ante le hegemonía de lo que ya estaba establecido. 〰
☑︎ 3. En tercer lugar: ↴ La Iglesia contemporánea actual (Nuestras Iglesias) han tomado una formalidad, fórmulas y formas que no provienen del cristianismo de principio de Siglo establecido por Jesucristo, sino que han tomado y contienen formas provenientes de los formalismos de siglos posteriores, tanto de la edad media como del renacimiento y aun de rituales más modernos. De aquí tenemos que ser autocríticos para revisar si estas fórmulas ritualistas, o costumbres han reemplazado, o lo están haciendo, las bases establecidas e inquebrantables de la FE y la Salvación. La revisión constante de nuestra teología debe mostrarnos que “la sencillez del evangelio proclamado”, no ha sido aditivado artificialmente por fórmulas contrarias a las buenas nuevas. ↴ Muchas veces son necesarias las formalizaciones, la organización, la distribución de tareas, los modelos que responden a sociedades y culturas, y muchas otras cosas más, para no caer en la desorganización irresponsable de no ser buenos administradores de la grey en cuanto al crecimiento en todas sus formas. Pero en la revisión constante tenemos que seguir estableciendo la doctrina y los principios bíblicos que dan base a nuestra FE, para que siempre queden intactas las bases fundamentales. ↴ Nunca se van a repetir las formas que han dado nacimiento al evangelio con los discípulos a principios de siglo, pero tampoco se deben modificar las bases que rigen la FE. Debemos exigirnos la revisión contemporánea constante de los principios aplicados a cada realidad sin faltar a lo establecido por Jesucristo. 〰
Carlos Samuel Mansilla Carlos Samuel Mansilla Author