RESPIRAR es MISIÓN
¿Estás respirando? ¡Entonces estás en Misión!

La juventud y las ocupaciones | 1º Timoteo | Día 12

12 LA JUVENTUD Y LAS OCUPACIONES
Lectura: 1º Timoteo 4:12-16
Por Carlos Samuel Mansilla
--------
Plan: 20 días con 1º Timoteo.
Un breve tratado sobre la primera epístola de Pablo a Timoteo
--------

Un joven que se mantiene firme en la palabra de Dios, que vive en la verdad del evangelio, que camina en santidad y en integridad con honestidad total y dignidad, tiene un gran desafío por delante.

Como jóvenes tenemos que ser ejemplos de los demás creyentes poniendo la palabra de Dios como centro de nuestras vidas. Debemos respirar la rectitud del evangelio confrontando la vana palabrería (1 Timoteo 1:6). Debemos tener una conducta virtuosa en amor, espíritu, fe y pureza resistiendo y enfrentando a ese amor que no es nacido del corazón (1 Timoteo 1:5), a la fe fingida (1 Timoteo 1:5), a las impurezas y a la vida que ama los placeres de este mundo.

Ser ejemplos de todo lo bueno que representa Dios nos tiene que dar el valor y el coraje y la valentía de afirmarnos ante aquellos que quieren despreciarnos, desestimarnos y menospreciarnos.

Como jóvenes íntegros, exhortar y enseñar a otros es un gran desafío, como lo fue para Timoteo. Por esto es importante ocuparnos en meditar en la Palabra de Dios y no descuidar la gracia de Dios que reposa en nuestras vidas. Dios tiene propósitos que Él ha definido para nuestros años terrenales; y si la Iglesia, por medio de los pastores y ancianos, nos ha proporcionado un lugar de servicio, no podemos ni de una manera o de otra descuidar el ministerio de formar a otros o de llevar el evangelio como se nos ha encomendado. Todos somos responsables y administradores de la Palabra de Dios que está implantada en nosotros.

Esto trae grandes consecuencias esperadas y anheladas, por un lado personales, y por otro a las personas que nos rodean, pero siempre tienen que ver con la salvación del ser humano, empezando por nosotros, siguiendo por los que nos ven y nos oyen, y hacia quién hemos de repercutir por el testimonio de Dios en nuestra conducta.

Cuídate. Persiste. Aprovecha. Ocúpate. Permanece. No te descuides. Afírmate.











 © Carlos Samuel Mansilla
www.carlossamuelmansilla.com
www.casabiblica.org
  •  
  •  
  •  
  •  
Carlos Samuel Mansilla Carlos Samuel Mansilla Author